Evento

JustMad, una propuesta orientada a la pintura

A pesar de las críticas recibidas este año, y de no ser tan abundante como ArtMadrid o tan sorprendente como Arco, JustMad ha mostrado algunas perlas que merecen ser destacadas.

Muy interesantes nos han parecido los dibujos sobre fotografías de espacios en ruinas de Mar Hernández. La mezcla entre fotografía y grafito dota a la imagen de un aspecto irreal, como de tiempos pasados, de otra época. Recuerda – o imagina – lo que fueron en su momento cada uno de esos espacios.

Otro momento de ensoñación vino de la mano de otra artista, Esther Cuesta. Esther consigue texturas únicas gracias a la superposición de lo que parece papel de seda. Las transparencias en diferentes capas producen también un efecto onírico muy agradable.

La gran sorpresa de la feria fueron sin dudas las “pinturas tapiz” de Federico Miró. Hasta que no estás casi dentro de la obra, a menos de cinco centímetros, no te das cuenta de que en realidad no se trata de un tapiz, sino de una pintura tradicional. La textura está tan bien conseguida que es absolutamente impresionante.

Javier Vázquez trajo la escultura probablemente más fotografiada de la feria. A nosotros nos gustaron mucho las de Carlos I. Faura, muy sugerentes. También lo eran las pinturas de Fernando Kindelan, por los motivos urbanos y los altos contrastes.  De todos ellos hablaremos más muy pronto.

Carlos J Faura


Zach Gage ha sido el creador de la única instalación interactiva. Su trabajo explora la poderosa intersección entre los sistemas y las dinámicas sociales.  En su obra, titulada “Glaciers”, distintas cajas muestran frases de un único poema formado por los tres primeros resultados autocompletados de una búsqueda específica en Google. Aunque aparecen estáticos en la pared, de hecho cada uno se refresca una vez al día. 

Las dos plantas del COAM componen un estupendo espacio expositivo,  agradable y espacioso. Sin embargo, creemos que deberían mejorar  la mala iluminación, que provoca constantes reflejos en las obras y nos ha impedido hacer buenas fotografías de muchas de ellas.

Por último, ha sido un gusto descubrir las Chucherías de Arte, pequeñas ediciones con chapa muy cuidadas y perfectas para regalar. ¡Las queremos todas!

Previous Post Next Post

No Comments

Deja un comentario