Escultura

Las singulares figuras humanas de Isabel Miramontes

Las esculturas de bronce de Isabel Miramontes son realmente singulares. En su obra la figura humana es la verdadera protagonista. Personajes en los que las siluetas se transforman y deforman, dando como resultado unas extrañas y bellas imágenes.

Ya te hemos presentado anteriormente algunas obras en las que la figura humana también era la protagonista, como las esculturas existenciales de Park Ki Pyung las esculturas talladas en madera de Hsu Tung Han. Sin embargo, poco se parecen unas obras con otras.

La obra de Isabel Miramontes, escultora de origen gallego, se caracteriza por la representación de una figura humana desproporcionada y, sobre todo, por el movimiento y la discontinuidad de sus formas.

Los personajes que representa suelen ser alargados, casi planos, sin formas y un tanto andróginos. La espiral es una constante en su obra. Sus figuras  incompletas se unen a través de cintas onduladas, que le dan movimiento y forma al cuerpo.

Su obra transmite cierta sensación de soledad, de tristeza y melancolía. Aunque también la ternura y el amor están presentes en algunas de sus esculturas.

 

 

Isabel Miramontes

Isabel Miramontes

Previous Post Next Post

No Comments

Deja un comentario